Novedades para un nuevo curso singular

Comenzamos este nuevo curso con el deseo de que todos vosotros y los vuestros os encontréis bien, dentro de la singularidad que estamos viviendo. Ya sabéis que la Hermandad está a vuestra disposición para colaborar si tenéis algún tipo de necesidad.

Queremos empezar este comunicado recordando que la actividad de la Hermandad no ha cesado en todo este tiempo. Al contrario, en tiempos de necesidad el trabajo de las Cofradías y Hermandades aumenta más si cabe para intentar cubrir todas las carencias presentes a nuestro alrededor. Seguimos colaborando activamente con los colectivos con los que veníamos haciéndolo, además de todos aquellos que nos han solicitado ayuda.

Con respecto al calendario de actos del nuevo curso, es obvio que de momento habrá que proceder con cautela mientras la situación así lo aconseje. No hemos querido mirar más allá del final de año, puesto que todo cambia muy rápidamente de una semana para otra, pero eso no quiere decir que se suprima todo aquello que teníamos previsto, sólo que cambiarán ligeramente los formatos.

Uno de los eventos señalados que organiza la Hermandad es el encuentro de jefes de paso y capataces de Cáceres, que este año alcanzará la VII edición. Cuando se organizó la primera edición no sabíamos la acogida que llegaría a tener, pero ahora somos conscientes de que se trata de un rato muy acogedor y agradable para aquellos que han tenido oportunidad de asistir. Es por ello que este año queremos repetir la experiencia, aunque debido a las distintas restricciones el encuentro se realizará de manera online.

Otro de los acontecimientos importantes de la Hermandad antes de las navidades en el montaje del Belén Solidario que venimos organizando en la Ermita de la Paz. Parece claro que este año no podrá ser igual que en años anteriores, pero ya estamos estudiando distintas alternativas para poder llevarlo a cabo, en función de lo que la situación permita, y siempre prevaleciendo el criterio de seguridad de la gente.

Hemos comenzado esta carta recordando que la actividad de la Hermandad no ha cesado, y que en estos tiempos sus recursos son mucho más necesarios que nunca. Es por ello que se ha decidido también seguir pasando las cuotas anuales a todos los hermanos, que se cargarán a principios de noviembre. Ten en cuenta que los gastos derivados de la Estación de Penitencia son escasos, y que la gran mayoría de recursos que gestiona la Hermandad, cuya principal fuente de ingresos son las cuotas, van destinados a caridad y obras de acción social.

Antes de finalizar, recordaros una vez más que estamos a vuestra disposición para lo que necesitéis, contactando con nosotros a través de las RRSS de la Hermandad o con cualquier miembro del Cabildo de Gobierno. Con Fe y entereza saldremos adelante, hermanos.